¡Feliz 3732!

El sistema de numeración conocido como octal utiliza sólo los números del 0 al 7, constituyendo lo que se conoce como un sistema de base 8. En nuestro mundo estamos acostumbrados a utilizar la numeración de base 10 (es decir, los números del 0 al 9), pero realmente podemos representar números utilizando el número de símbolos que nos apetezca.

Es relativamente sencillo convertir números de decimal a octal pasando por el binario, aprovechando que podemos expresar cualquier número entre 0 y 7 utilizando 3 bits. Así, para convertir un número decimal (por ejemplo… ehhhh… 2010) a octal, debemos escribirlo en binario (011111011010), agruparlo en grupos de 3 bits empezando por la derecha (011 111 011 010) y por último buscar el número decimal representado por cada grupo de 3 bits (en este caso, 011 = 3, 111 = 7, 011 = 3 y 010 = 2). El número que forman sus equivalentes decimales es el número original en sistema octal (es decir, 3732).

El sistema octal es bastante utilizado en informática, y por eso a fecha de hoy sigue teniendo importancia. Lo que yo no sabía hasta hace un momento es que algunos lenguajes, como el de la tribu Yuki, el finés o el estonio mantienen algunas formas de escribir los números que revelan un antiguo uso del sistema octal. Por ejemplo, en finés el nueve se escribe yhdeksän, que al parecer puede ser traducido literalmente como “uno desde diez”, y el ocho se escribe kahdeksan, equivalente a “dos desde diez”.

Esto seguramente es debido a que los habitantes de estas zonas contaban utilizando los huecos de los dedos (8) en vez de los dedos en sí (10). Dicen los historiadores que otras civilizaciones contaban señalando las falanges de los dedos con el pulgar (12), lo que seguramente explique la importancia de la “docena” todavía en nuestros días…

En fin. Lo que quería en realidad era desearos a todos un feliz 2010. Gracias por seguir ahí, es todo un placer estar en tan buena compañía.

4 comentarios

  1. Feliz año 2010 a todos los nosololinuxeros y que este año venga cargadito de artículos.

    Un abrazo desde tierras salmantinas!

Escribe tu comentario

Comment