Yo creo que no está tan mal

Este iba a ser otro artículo hablando del iPhone, ese artilugio presentado por Apple este martes, pero creo que cualquiera a quien le interese el tema se habrá hartado de leer mil y una reseñas. El caso es que veo un sentir general que ha pasado de la expectación a la decepción, y he pensado que debía romper un huevo frito en favor de Apple.

El abuelete tiene juguete nuevoEn general, muchos usuarios tenían expectativas desmesuradas y muy poco realistas en cuanto a las capacidades del teléfono. Yo lo considero un buen producto, y posiblemente revolucionará el mercado, pero todo tiene sus límites. Por lo que he leído por ahí, da la impresión de que lo queremos todo: que tenga botones para no ensuciar la pantalla si tenemos las manos manchadas (¿quién usa el teléfono con las manos sucias?), que tenga una pantalla panorámica, que a la vez sea táctil (pero que no se pringue con nuestros dedos aceitosos)… que pese poco y que sea pequeño, pero también que la batería se pueda intercambiar (¿cuántas personas usan dos baterías para su teléfono?).

A pesar de ello la mayoría de las críticas o comentarios que he leído son bastante razonables, aunque otras dan la impresión de querer algo bastante complicado de lograr con los medios tecnológicos de que la humanidad dispone actualmente. No sé, pero si la capacidad máxima es sólo de 8GB es posiblemente debido a una limitación técnica. O si la batería dura poco no creo que sea por fastidiar. Me pongo un poco en la piel de un ingeniero manzanito y la verdad es que pienso que a pesar de todos estos inconvenientes que muchos señalan sigue siendo una máquina interesante.

Posiblemente cuando aparecieron los primeros móviles no eran los aparatos perfectos. Eran grandes, pesados, las baterías se esfumaban en pocas horas… sin embargo, y con el tiempo, se han perfeccionado en gran medida. Es de esperar que con el tiempo, el iPhone vendrá con 3G, dispondrá de más almacenamiento, de una cámara mejor… y se podrá usar después de freír sardinas sin lavarse las manos. Por último, no pienso que sea tan caro.

Apple se ha arriesgado diseñando un dispositivo verdaderamente novedoso y fresco, y tarde o temprano este riesgo dará sus frutos. Así que a fecha de 12 de enero de 2007, yo predigo solemnemente que de aquí a unos dos años se venderán iPhones como rosquillas y que los iPods nos esclavizarán. Mi huevo frito de cristal no falla nunca.

Volviendo al tema, hay muchos artículos en los cuatro blogs de siempre, pero puestos a concretar, recomiendo la lectura de dos de mi círculo de confianza: La keynote de San Francisco en Mactuina, y Año nuevo, mercado nuevo de Rcblog. También puede ser interesante leer la nota de prensa de Apple.

Actualización: otro artículo de la blogosfera cercana: iPhone en BlogHed.

4 comentarios

  1. El iPhone está genial, si, con algún pero… De primeras creo que hereda todos los fallos que tiene el iPod (DRM, dependencia de iTunes…), pero esto no desaparecerá nunca claro ;)
    En cuanto al precio, creo que no es que sea caro, sino que la gente creía que iba a costar lo mismo que un iPod, y no se pararon a mirar en una tienda cuanto costaban algunos móviles que no tienen ni la mitad de cosas que este. De todas maneras es más que posible que en un par de años o tres el precio sea lo suficientemente bajo como para que cualquiera pueda conseguirlo, aunque también es posible que en dos o tres años hayan salido otros aparatos de otras compañías con mucha más experiencia en esto y que o sean más baratos que el iPhone, o que cuesten mucho, pero que dejen al aparato de Apple a la altura del betún.
    Por último creo que te equivocas en lo de que hay cosas que son difíciles de conseguir con los medios tecnológicos actuales, ya que normalmente el problema es la pasta. Seguramente «podrían» haber puesto una batería de nanotubos o una pila de combustible y la batería duraría 3 meses, pero seguramente el iPhone nos costaría 3000€ en lugar de 600€ y entonces si que sería caro ;)
    Creo que el iPhone está muy bien y que no es caro en el sentido estricto de la palabra, pero tiene un precio alto. Por otra parte creo que el no ser 3G y no tener videollamada y tal lo deja un poco atrás, puede que no tanto en Europa o EEUU, pero en Japón… Sin embargo lo del WiFi era un «must have» y han acertado con ello…

  2. Una pequeña aclaración: parece ser que Steve Jobs fue preguntado acerca del posible añadido de soporte 3G al iPhone en un futuro, y respondió que estaba previsto hacerlo más adelante. Por desgracia no recuerdo dónde ví/leí/escuché/ esto, así que no puedo daros la fuente ni recuerdo su grado de fiabilidad. No obstante, estoy seguro de que esa afirmación es totalmente cierta.

    Esto lo digo porque Steve no es tonto, y sabe que para una entrada exitosa en el mercado europeo es importante que el teléfono funcione en redes 3G. Si no lo lleva ya, se debe a que en un principio sólo va a estar disponible en Estados Unidos, y hay que tener en cuenta que allí está muy extendida la tecnología EDGE (algo similar a 3G; podría decirse tranquilamente que EDGE en Estados Unidos es el equivalente del protocolo UMTS ó 3G aquí en Europa). Así que mi opinión es que no han implementado 3G para no encarecer aún más el dispositivo, pues allí basta y sobra con que funcione con EDGE, pero sí que lo implementarán en la versión europea del iPhone.

    Esperad un año y me daréis la razón :P

  3. Nota: Estaría bien aclarar algo que la mayoría de la gente confunde. En realidad, 3G sólo significa «tercera generación» y por sí sólo no es ningún protocolo ni red de telecomunicacón. Bajo el nombre 3G se engloban diferentes protocolos de banda ancha móvil y los más importantes son, precisamente, UMTS y EDGE. El primero es más popular en Europa, mientras que el segundo está muy extendido en Estados Unidos (aunque eso no impide que en varios países europeos haya soporte para EDGE). De todos modos, las distintas fuentes nunca se ponen de acuerdo en estas cosas, ya que en realidad EDGE puede considerarse una evolución de GPRS, pero que está por detrás de UMTS. Al ser GPRS una tecnología de transición entre 2G y 3G (es decir, entre una generación de comunicación móvil y la siguiente), EDGE muchas veces es presentado también como un protocolo de transición y no de 3G propiamente dicho.

    En fin, que si queréis información más precisa pues ya sabéis, podéis buscar por la Wikipedia, por ejemplo. Y si os aclaráis me lo explicáis después ¬¬’

    P.D.: Pau, gracias por mentar mi artículo. Y perdón a todos por estos pedazo comentarios xD

  4. Bueno, después de estos comentarios tan completos no sé qué más puedo decir. Tiene razón HED en que el precio también es un impedimento a la hora de implantar ciertas características… y en efecto no es caro. Hace tiempo miré precios de una PDA con teléfono, y comprandolo con Movistar rondaban todas los 500 €…

    Respecto al 3G, doy por hecho que cuando llegue a España lo traerá. Seguro.

    Muchas gracias a los dos por vuestros interesantísimos comentarios :-)

    ¡Un saludo!

Escribe tu comentario

Comment