No te vayas todavía…

Del Diccionario de la RAE:

Lameculos
1.
com. vulg. Persona aduladora y servil. U. t. c. adj.

En otro orden de cosas sin relación con lo anterior, Carmen Calvo Poyato, ejemplo de integridad moral, decencia, firmeza y gran talla política, ha abandonado hoy el puesto de Ministra de Cultura.

Emprendedora de campañas de gran importancia y calado social, como su audaz proyecto de vestirse en público con elementos de todos los diseñadores españoles de la A a la Z, destacó también por su defensa de la cultura como expresión popular, alejada de la influencia de entidades de gestión como SGAE, a quienes plantó cara representando con singular eficacia los sentimientos del pueblo que la sustenta.

Como consecuencia de ello, la relación de Calvo Poyato con Teddy Bautista fue tradicionalmente complicada y estuvo presidida por una enorme tensión mutua. La ministra incluso llegó a negarse a compartir la misma mesa con el capo de la SGAE (acepción 2 de capo), como muestra la siguiente imagen:

Amistades peligrosas

Tras su nombramiento, su frenética actividad en favor de nuestros derechos constitucionales convirtieron a Calvo Poyato en una de las políticas más queridas y respetadas por nosotros.

Todos los ciudadanos comprometidos con la cultura lamentamos su marcha. Y deseamos que César Antonio Molina, sustituto de tan insigne personaje, defienda igual de bien los intereses de la mayoría. Nuestro nuevo Ministro de Cultura es, además, todo un experto en nuevas tecnologías y goza de un amplio conocimiento de medios como Internet, como se desprende de su biografía.

Hasta mañana, corazones.

5 comentarios

  1. Seguro que el nuevo ministro cuida bien de los intereses de la «mayoría».
    El problema no creo que esté en que el ministro sepa o no de nuevas tecnologías, sino en que sepa o no de maletines…

Escribe tu comentario

Comment