Robert James Fischer

Lo único que quiero hacer, siempre, es jugar al ajedrez.

Bobby Fischer

Hoy se nos ha ido una de las grandes figuras del ajedrez moderno, el genial Bobby Fischer, el primer y último campeón del mundo americano.

Bobby :'-(Muchos crecimos estudiando sus partidas, disfrutando con su fantástico juego y admirando su independencia. Fischer ascendió hasta la cima por sus propios medios, con agresividad, con una personalidad arrolladora que, desgraciadamente se quebraría años después.

En 1972 arrancó de manos soviéticas el campeonato del mundo en aquella mítica “partida del siglo” –de las que por cierto hay dos o tres al año, como decía mi entrenador– contra Spassky, en un ambiente increíblemente tenso y tras perder los dos primeros encuentros. Fischer se quejó por todo (los colores del tablero, las cámaras de la sala, el ruido…) y fueron necesarias complejas gestiones para que el torneo no se anulara. Finalmente, el americano se impuso con contundencia. Y luego, simplemente, desapareció.

En 1975 la FIDE (la Federación Internacional de Ajedrez) retiró a Fischer el título de Campeón por haberse negado a defenderlo frente a Karpov, quien fue coronado. En 1992 reapareció, gracias a algunos millones de dólares, para jugar una revancha amistosa contra Boris Spassky que se celebró en Yugoslavia. Sin embargo, este país era objeto de un embargo internacional, Fischer fue acusado de traición y añadido a la lista de fugitivos del FBI. En 2004 fue detenido en Japón, pero el gobierno de Islandia aceptó darle asilo político. Y allí vivió hasta hoy.

Como veis, una vida digna de una película… Tengo pendiente una entrada sobre el libro “Cómo la vida imita al ajedrez“, de Kasparov, acerca del cual ya escribí por aquí hace un tiempo. En el libro hay una pequeña biografía de Bobby Fischer de la que he extraído algunas ideas para esta entrada, y de la que quiero destacar un párrafo:

Sus dotes para el ajedrez solo podían compararse con sus dotes para la controversia, una combinación ideal o catastrófica, para la primera estrella occidental del ajedrez de la era de la televisión.

Garry Kasparov

Hoy se nos ha ido un genio del ajedrez de 64 años. Uno por casilla. No fue el mejor jugador, ni el más correcto desde luego. Pero gracias a su enorme espíritu de esfuerzo desarrolló una técnica prodigiosa que le llevó a lo más alto, donde quedará para siempre.

4 comentarios

  1. Vaya palo! Ni me había enterado de esto. Palman Carmina, o Lady Di y la bombardean a todas las putas horas, pero una figura como esta se nos va, y nadie dice nada.

    Descanse en Paz!

  2. Un genio y, como tal, incomprendido. Qué razón tiene Chamán al hacer la comparación y rasgarse las vestiduras. Parásitos famosillos nadando en la abundancia, y una persona realmente excepcional tiene que irse a donde da la vuelta el aire y vivir en el umbral de la pobreza…

  3. Se ha ido uno de los grandes, y como decía Séneca: ” Nullum magnum ingenium sine mixtura dementiae fuit” (No ha habido un gran talento sin un componente de locura).
    Dentro de poco voy a preparar un video homenaje a Fischer en mi web. Estar atentos.
    Saludos
    Fer

  4. Odio tener que poner mi comentario de: “ey acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho” en un tema del que no tengo nada que decir porque queda muy feo, pero bueno. Llegue por la entrada sobre Alan Turing, porque escribí sobre el hace poco en mi blog.

    En fin, que mucho cuidado a partir de ahora porque te estare vigilando (os estare? no he encontrado en ningun lado si solo escribe una persona), da igual, ojito !

Escribe tu comentario

Comment