Ha sido un placer

Existe una probabilidad remota –pero una probabilidad, al fin y al cabo– de que mañana a estas horas el universo tal como lo conocemos ya no exista. Creo que sería de muy mala educación no dedicar ni un artículo a un suceso tan importante como es el fin del mundo, y si en efecto tiene lugar no parece que vaya a ser posible escribir en esas circunstancias. Así que mejor lo hago ahora.

Detector del LHCCon esta excusa me encontré esta tarde haciendo balance. Creo que en general la cosa no ha estado mal. Ha habido, como en todo, momentos en los que habría deseado estar muerto –ahora constato que la mayoría en vísperas de exámenes–, pero supongo que globalmente la existencia me ha salido a devolver. Por eso, por una parte no me importaría que mañana nos coláramos todos por un agujero negro. La vida va de eso, por muy mal que suene. Es como en esas noches en que te das cuenta de que ese día todo ha ido según lo planeado y te refugias en la cama antes de que algo se tuerza. Bueno, al menos yo lo hago. No creo que lo que vaya a venir vaya a ser mejor que esto, tal y como están las cosas. Así que por mí vale.

Por supuesto, si al final todo resulta salir bien –lo cual parece probable, ya que no hay demasiados informáticos en el equipo– supongo que la cosa también tendrá sus ventajas. No me gustaría nada –pero nada– perderme el concierto de Siniestro Total del jueves.

Hay un par de enlaces que me parecen útiles para el día de mañana. El primero es una lista de consejos de la mano de Maikelnai, de la que yo destacaría:

Cómprate un buen desodorante y si tienes tiempo (hoy o mañana) visita el metro en Japón para ir entrenándote. A medida que la superficie del planeta encoja a causa de la implosión, te encontrarás con mucha más gente de la deseada compartiendo tu espacio vital.

Y el segundo es la utilidad definitiva: la página que nos informa de si ya nos hemos ido todos al infierno: Has the Large Hadron Collider destroyed the world yet?. ¡Feliz fin del mundo!

Actualización: me ha dado por echar un vistazo al código de esta última página y tiene detalles delirantes, como el código Javascript:

<script type="text/javascript">
if (!(typeof worldHasEnded == "undefined")) {
document.write("YUP.");
} else {
document.write("NOPE.");
}
</script>

Y el comentario final en HTML:

<!-- if the lhc actually destroys the earth
& this page isn't yet updated please email
mike@frantic.org to receive a full refund -->

Actualización (10 de septiembre de 2008): Finalmente, parece ser que el mundo no ha terminado. Os emplazo a octubre diciembre, cuando tendrá lugar la primera colisión en el LHC para ver si entonces hay más suerte…

Actualización (11 de septiembre de 2008): Me informan en los comentarios de que las primeras colisiones tendrán lugar en octubre y no en diciembre. Corregido queda (¡gracias, Inagotable!)

Imagen | Wikipedia

6 comentarios

  1. Si las colisiones coinciden con la primera hora de la mañana de un día de lluvia, aquí en Madrid ni se van a notar. El metro y las carreteras de acceso a la ciudad se ponen como agujeros negros cada día.

    Claro que, a lo mejor, este año la crisis cambia las cosas y los hadrones pueden colisionar a sus anchas…

    Ese abrazo…

  2. ¿Qué es un Gótico atropellado?

    … Un Siniestro!

    Y después de un chiste tan fácil y estúpido, algunos ya nos relajamos de la dura jornada diaria para ir dispuestos a darlo todo con siniestro total. Habrá que aprovechar esta noche pues según parece todo apunta a que en brevé nos iremos todos a tomar por saco.

    A algunos la vida nos ha podido tratar mal, y aún con la esperanza de que sea la muerte la que nos trate de puta madre y no venga a dar la brasa, no temo a otra cosa mas que a que el cielo caiga sobre nuestras cabezas.

    Pero como bien dijo nuestro sabio líder Abraracurcix: «eso no va a pasar mañana…»

    Nos vemos esta noche ;)

Escribe tu comentario

Comment