Vandalismo cualificado (II)

Me encantan las contradicciones. Y siento una especial debilidad por las que surgen de los actos más o menos vandálicos en las formas que demuestran gran inteligencia en el fondo.

Escribo todo esto porque Misslucifer, una vieja conocida de muchos de vosotros, me acaba de enviar la siguiente fotografía, tomada hace unos días en Lisboa (¡gracias!):

Cuyo texto transcribo a continuación:

Tourists: respect the portuguese silence or go to Spain!

Creo que sobran los comentarios :-P

4 comentarios

  1. Decía mi paisano (y paisano del mundo) Julián Hernández (Siniestro Total) que ¡menos mal que nos queda Portugal!
    A propósito de la finezza portuguesa, nuestros vecinos tienen una serie de chistes de epitafios, que son el colmo del raciocinio.
    Un ejemplo:
    Aquí yace, Fulano de Tal, conductor de primera especial; tenía preferencia de paso y….
    ¡pasó!
    O:
    Aquí yace Fulanito; bajó a la bodega con una vela en busca de pólvora, y…
    ¡la encontró!
    No puedo enviarte una foto pero en el servicio de un café de la Praça do Comércio de Lisboa (uno de los de la «ruta de Pessoa») leí la pintada que traduzco:
    «Lo único bueno que tiene Porto es la señal de tráfico que dice: Lisboa».
    La verdad es que perdimos mucho en Aljubarrota.
    ¡Salud!

Escribe tu comentario

Comment