Orgullo cani

Atención: Este artículo fue publicado el 28 de diciembre, fecha en cual en España es costumbre gastarse bromas entre amigos o conocidos. Este artículo es una de esas bromas.

Como sabéis, siempre he estado muy ligado al mundo cani a todos los niveles –realmente es toda una forma de vida– y quienes me conozcáis en persona sabréis que tanto mi actitud como mi apariencia externa (con mi pelo-cenicero, mis oros y mi ropa deportiva a la última moda) son baluarte de mi pertenencia a tan reconocida tribu urbana.

Mira qué oros (Fuente: Frikipedia)

Como informático, colaboré de cerca en el nacimiento de nuestro sitio web de referencia, todocanis.com. De hecho, y como supondréis, defendí encarnizadamente que se titulara nosolocanis.com, aunque mis compañeros no comprendían el giro lingüístico (ni acababan de ver porqué había de llamarse así si precisamente iba a tratar en exclusiva sobre el mundo cani…), por lo que finalmente se decantaron por un nombre más explícito para no llevar a la confusión a nuestros hábiles lectores.

Hoy quiero anunciaros que he llevado más allá dicha colaboración, y la he hecho extensiva hasta el punto de que a partir de ahora dirigiré este importante sitio web, contando con la inestimable colaboración de Enrique Dans. Aunque evidentemente la evolución natural de nosololinux.com era convertirse en un blog dedicado a los canis, esto no será necesario gracias a este movimiento sin precedentes en la blogosfera española.

Como director, una de mis primeras acciones ha sido crear mi perfil en la web (hasta ahora había decidido mantenerme al margen), para darme a conocer entre los de mi especie, algunos de los cuales gozan de una gran y merecida popularidad

Nuevas ideas

Como nuevo director, buena parte de mi empeño irá dirigido a hacer cambios profundos en las secciones estrella de nuestro sitio, en particular, las fotos de nuestros oros (esta es mi favorita, porque sirve para mostrar al mundo nuestro poderío), el apartado de moda y cómo no, el dedicado al tunning, con impresionantes fotos sobre como tunear el Opel.

Buscando la fusión con el resto de nuestros blogs, pronto estrenaremos secciones sobre cómo tunear tu mac, cómo enviar las fotos desde Linux y cómo limpiar Windows de los virus que te coló el Jose, sin olvidar algo sobre la acción solidaria del cani. Amén de muchos y variados trucos para el Messenger.

Me pinchan y no sangro.

Foto | La Frikipedia

inocente.gif

El canon: guía de supervivencia

Hace relativamente poco tiempo que el debate sobre el canon ha llegado a los grandes medios y en consecuencia, a la calle. El problema que veo es que aunque la oposición al canon es prácticamente universal, hay un desconocimiento igual de amplio sobre nuestros derechos en este campo –quizás “gracias? a las campañas de “sensibilización? con las que los gobiernos nos educan para que renunciemos a nuestros derechos en favor del negocio de unos pocos–.

Así que creo que es un buen momento para comentar algunas ideas sobre el canon y sobre lo que podemos y no podemos hacer. Evidentemente, no soy un experto en derecho (y me dejaría matar antes de serlo), así que voy a limitarme a dar algunas pinceladas…

Tienes derecho a copiar

En España existe algo llamado el “derecho a la copia privada?. Este derecho nos habilita para copiar obras musicales sin restricciones, y no sólo como copia de seguridad, ojo. También podemos prestar o regalar estas copias a otros sin restricciones, siempre que no exista ánimo de lucro (Art. 270 del Código Penal). ¿Por qué el Estado permite esto? porque se entiende que la cultura es importante, y que es más importante el acceso a la misma que la justicia salarial para quienes la generan (esto debe de ser una moda hippie, porque sólo viene escrito en la Constitución…).

¿Qué se considera ánimo de lucro?

Recibir beneficio económico por esa copia, es decir, venderla. Sin embargo, las sociedades de gestión, como la SGAE, afirman que si copio un disco me ahorro el importe del mismo, por lo que lo hago con ánimo de lucro. Creo que todos somos capaces de apreciar la falacia, que en la práctica eliminaría por completo el derecho a la copia privada. ¿Por qué el legislador incluyó en la ley esa frase de “ánimo de lucro?? Lo que la ley prohíbe, fuera de interpretaciones sesgadas, es comerciar con esas copias, lo cual personalmente considero razonable. Esa es la verdadera piratería.

Así que, con independencia de lo que digan algunos, es legal copiar discos, llevarlos en el coche y regalarlos a los amigos si nos apetece. Y esto tampoco me lo invento, está respaldado por la ley y por resoluciones judiciales.

¿Y es legal descargar música del eMule?

Por supuesto que es legal. En un momento dado la música se volvió digital, y empezó a contarse por bits y no por átomos. La industria discográfica sigue empeñada en vender átomos (los discos), cuando lo que nos interesa a nosotros son los bits (la música). Tratar la música como información y no como un objeto nos permite dejarle un disco a un amigo sin necesidad de que exista una copia física: nos vale con transmitírselo de alguna manera. Las redes P2P (la mula, vamos) permiten realizar este intercambio. Dicho intercambio no puede considerarse una difusión, y tampoco lleva asociado un ánimo de lucro, luego es legal descargar música a través de Internet a través de una red de este tipo.

¿Por qué surgió el canon?

El canon nació como un intento por compensar a los artistas por las posibles pérdidas que pueda acarrearles que ejerzamos el derecho a la copia privada.

Es importante remarcar que el canon sirve para compensar esta copia privada, y no para compensar la piratería. Por tanto es incorrecto decir que pagar el canon legitima para piratear. Eso es dar la razón a quienes quieren privarnos de ese derecho, que saben jugar muy bien a la desinformación cuando les beneficia.

Recaudación del canon

El canon no es nada nuevo, se venía aplicando ya, por ejemplo, a las cintas. La cuestión es que hay que reconocer que un porcentaje muy elevado de las cintas que se vendían se usaban para copiar otras cintas o para grabar de la radio. Qué tiempos aquellos. Este canon no era tan injusto, aunque esto no quiere decir que fuera precisamente justo: durante mucho tiempo las entidades de gestión se beneficiaron de profesiones como el periodismo, que necesitaba hacer un uso intensivo de este material.

Pero vamos, que la mayoría de las veces las cintas se usaban para copiar música. Y este fue probablemente el inicio de la carrera de muchos artistas. Algunos de los cuales se permiten hoy hablarnos de justicia social y de cultura.

Cuando surgió el disco compacto es cuando todo se salió totalmente de madre. Porque si bien una cinta de casete se usaba casi siempre para almacenar audio, un disco es un soporte informático que tiene muchos posibles usos. Quiero decir que cuando mis padres iban de viaje hace años no guardaban sus fotos en una cinta, pero ahora sí que las guardan en un CD. En esta diversidad es donde la injusticia se hace más evidente, hasta el punto de haber convertido al canon en un impuesto totalmente arbitrario e injusto, además de desproporcionado.

No tiene sentido suponer que todo quien compra un CD va a utilizarlo para copiar un disco, como es absurdo pensar que alguien que compra un móvil multimedia va a utilizarlo para escuchar música.

¿Y ahora?

Ahora nada. Es deber de nuestros políticos recordar que los intereses de una industria con un modelo de negocio en crisis no son más importantes que los de todos los ciudadanos. Que la firma de cuatro culturetas en horas bajas no vale más que la de cientos de miles de contribuyentes. Que la cultura es un derecho, y no un privilegio. Que la sociedad de la información no se impulsa gravándola con impuestos. Que estamos inmersos en una nueva sociedad que será gracias a ellos o pesar de ellos, pero que será de todos modos.

Y es responsabilidad nuestra conocer nuestros derechos y exigir a nuestros políticos que los defiendan. Esta entrada quiere contribuir a ello: hasta ahora sólo me había centrado en criticar el canon (creo que mi opinión al respecto está más que clara), pero creo que siempre está bien ir más allá.

Vandalismo cualificado

En un lugar recóndito de la Facultad de Ciencias, en una pared exterior de la planta baja, justo enfrente de uno de los sitios donde tenemos clase los informáticos –casualidades– podemos encontrar esta pintada tan atípica en tiza…

Sólo para frikis

Por si acaso no se entiende en esta fotografía de móvil, la transcripción es:

[sourcecode language=”c”]
#INCLUDE <STDIO.H>
VOID MAIN(VOID)
{
PRINTF("HOLA");
}
[/sourcecode]

Que seguro que casi todos identificáis como código escrito en lenguaje C. Aparentemente el código es correcto, pero hay un fallo importante por el que este programa no funcionaría jamás tal como está escrito… A ver si a alguien se le ocurre y nos lo cuenta…

Curso de ética ingenieril (VII)

(Música clásica de fondo)

Sean bienvenidos a esta séptima edición de nuestro Curso de ética ingenieril, que ha recibido una bocanada de inspiración de los apuntes de Redes de la Ingeniería Informática por la sin par Universidad de Salamanca. En la página 13 del aparentemente inocente tema de Seguridad se ocultan perversas maquinaciones con el objetivo de ensuciar nuestras inocentes y virginales mentes. Aquí les presento el cuerpo del delito:

Oh no dios mío

“Encontrar la forma de ligar”… ¿No eso lo que todos queremos en la vida? Al fin una fórmula matemática, un método, un algoritmo que permita resolver el enigma. O eso pensé yo… La realidad resultó ser, como siempre, menos emocionante.

El Curso de ética ingenieril, comprometido con el rigor y la corrección de los textos ingenieriles, recomienda la adopción de otro título menos rimbombante y que cree menos expectativas en la audiencia, aun a riesgo de resultar más aburrido. La RAE no recoge en su diccionario este uso para el verbo ligar, pero abstrayendo la intención comunicativa, nos atrevemos a sugerir su sustitución por un sinónimo como “relacionar” y una redacción algo más clara para la misma idea:

Encontrar la forma de relacionar el problema de la mochila con un vector supercreciente (fácil) con otro general de vector no supercreciente (difícil).

Encabezado que es manifiestamente más correcto que el actual. No obstante, si lo que queremos es ahondar (nunca mejor dicho) en los recursos de nuestro idioma para mayor regocijo del alumnado, podríamos decantarnos por alguna de las siguientes sugerencias, más propias de los anuncios clasificados que de los apuntes de una Universidad de tan alta estirpe:

Algoritmo de la mochila con vector supercreciente y fácil busca otro problema de vector no supercreciente y que vaya de difícil.

O bien,

Algoritmo de la mochila con 25 centímetros de vector supercreciente y facilón, busca otro problema dispuesto a disfrazarse de general con un buen vector no supercreciente.

Que llenaría de alegría y jolgorio las aulas, al tiempo que permitiría a los estudiantes fijar mejor en sus memorias tan compleja materia. Recomendando encarecidamente la adopción de nuestra primera propuesta, nos despedimos hasta una próxima edición de nuestro Curso de ética ingenieril.