Injiniero tezniko

Últimamente he tenido esto un poco dejado, pero es que no ha habido más remedio. El motivo: estaba terminando mi proyecto de fin de carrera, que defendí en público ayer por la tarde.

Ha sido algo más de un año de trabajo desarrollando algo de lo que os hablaré dentro de un tiempo, cuando aclare los temas de la licencia y lo cuelgue en Internet. Todo esto me ha servido al menos para obtener un sobresaliente en el proyecto –que siempre está bien– y para poder decir que he terminado la Ingeniería Técnica en Informática de Sistemas. Que vaya titulito que se gasta.

No podría resumir aquí toda la tensión y las emociones de estos días. Al fin me siento verdaderamente libre y creo que merezco unas vacaciones. Probablemente el ritmo de publicación seguirá siendo algo irregular hasta que me centre de nuevo en mis turbios asuntos.

Gracias a todos por la paciencia… que ha sido mucha.

Quiero ser ecosexual

Siempre que leo una cosa así me acuerdo de aquella columna de Reverte que empezaba diciendo “si es que hay días que te dan el artículo escrito”. Y no le faltaba razón.

El caso es que no sé cómo narices acabé rebotando hasta el sitio “nosotras.com”, una publicación digital de gran profundidad y mayor compromiso social. Iba a poner que está dirigida a mujeres, pero me parece hasta insultante. Bueno, el caso es que recientemente nos han regalado un fantástico artículo sobre “cómo ser ecosexual“.

Me resulta francamente complicado resumir el concepto de “ecosexual” sin proferir blasfemias y amenazas, pero al parecer la cosa consiste en practicar sexo sostenible desde un punto de vista ecológico. Ya la idea es una gilipollez de esas que sientan época, pero es que el artículo es para cortarse las venas a mordiscos, y a las pruebas me remito:

Ahora además de separar los plásticos del vidrio, reciclar el papel, comer comida orgánica… ¡practica el sexo sostenible!

Empieza fuerte el tema… ¿comer comida orgánica? ¿Es que hay gente que no lo hace? ¿Alguien en la sala se alimenta de aluminio?

Bueno, aparte de esto el artículo en sí consiste en 10 reglas “para ser una bomba en la cama sin nuclearizar el planeta“. Arggggffmfmfm!!! que alguien me pegue un tiro. No puedo resistirme a poner las mejores (y las más útiles) aquí, para que os pongáis al día. Antiguos, que sois unos antiguos.

Cuidado con revolcarte en tu jardín
Si eso de practicar el sexo con tu pareja en el jardín te da mucho morbo ten cuidado porque puedes entrar en contacto con fertilizantes y pesticidas químicos y sufrir molestias, escozores… que te corten el rollo.

Incluso puede aparecer por tu espalda un gorila gigante y partirte por la mitad (eso sí son “molestias” y “escozores”), así que a ver qué hacéis en el jardín, pecadores.

La fruta de la pasión
Si te encanta jugar con las frutas para potenciar la libido, asegúrate que no sean transgénicas. […] aun no se sabe si los alimentos genéticamente modificados afectan sobre el apetito sexual.

¿Jugar con frutas para potenciar la líbido? ¿Asegurarme de que no sean transgénicas? ¿Pero alguien piensa en eso de verdad? Se me ocurren muchos comentarios graciosos y de dudoso gusto en relación con esto, pero creo que voy a ejercer el noble arte de la autocensura.

Cuidadín con los juguetes de plástico
Si te encanta recurrir a accesorios eróticos en vuestras prácticas sexuales, asegúrate de que no están fabricados de con PVC, una sustancia muy tóxica que al quemarse desprende dioxina. En su lugar, ¿por qué no pruebas con juguetitos hechos con productos naturales como el caucho, el cuero…?

… la madera, el hierro forjado, la piedra… ¡placer a raudales! ¡Encargue ya su vibrador de granito!

Juegos peligrosos
¿Por qué no jugar a los disfraces? Greenpeace propone que uno se disfrace de Bush y otro del presidente de la Cumbre de la Tierra, para ver si a través de la pasión desenfrenada se logra un acuerdo, aunque solo sea entre sábanas. Pero si no es así, recuerda que sólo es un juego.

¡Qué excitante! De todas formas, a mí si no es con un disfraz de Zaplana, no hay quien me encienda. Bueno, sí, una vez funcionó con uno de Labordeta.

En fin, diversión asegurada para el fin de semana (sobre todo leyendo los comentarios del artículo original). Si alguno ha probado los juguetes de piedra o hierro que por favor nos cuente su ecológica y dolorosa experiencia.

No te vayas todavía…

Del Diccionario de la RAE:

Lameculos
1.
com. vulg. Persona aduladora y servil. U. t. c. adj.

En otro orden de cosas sin relación con lo anterior, Carmen Calvo Poyato, ejemplo de integridad moral, decencia, firmeza y gran talla política, ha abandonado hoy el puesto de Ministra de Cultura.

Emprendedora de campañas de gran importancia y calado social, como su audaz proyecto de vestirse en público con elementos de todos los diseñadores españoles de la A a la Z, destacó también por su defensa de la cultura como expresión popular, alejada de la influencia de entidades de gestión como SGAE, a quienes plantó cara representando con singular eficacia los sentimientos del pueblo que la sustenta.

Como consecuencia de ello, la relación de Calvo Poyato con Teddy Bautista fue tradicionalmente complicada y estuvo presidida por una enorme tensión mutua. La ministra incluso llegó a negarse a compartir la misma mesa con el capo de la SGAE (acepción 2 de capo), como muestra la siguiente imagen:

Amistades peligrosas

Tras su nombramiento, su frenética actividad en favor de nuestros derechos constitucionales convirtieron a Calvo Poyato en una de las políticas más queridas y respetadas por nosotros.

Todos los ciudadanos comprometidos con la cultura lamentamos su marcha. Y deseamos que César Antonio Molina, sustituto de tan insigne personaje, defienda igual de bien los intereses de la mayoría. Nuestro nuevo Ministro de Cultura es, además, todo un experto en nuevas tecnologías y goza de un amplio conocimiento de medios como Internet, como se desprende de su biografía.

Hasta mañana, corazones.

De Google al cielo

Según una fuente directa y muy fiable, Google está preparando el equivalente adaptado al espacio de Google Earth. Dicho software permitiría explorar el sistema solar cercano y obtener información sobre los diferentes cuerpos celestes. Hasta donde puedo decir, la empresa americana ya ha iniciado contactos con algunos astrofísicos de cierto prestigio para negociar su contratación.

Es sabido que Google ya lleva algunos meses participando en el proyecto LSST (Large Synoptic Survey Telescope), basado un telescopio gigante que se construirá al norte de Chile. Equipado con una camara de 3000 Megapixeles (chúpate esa, iPhone), será capaz de grabar 30 TB (unos 30000 GB) de datos por noche y estará listo sobre 2012.